Comparativa de consumos diesel: SUVs compactos vs. berlinas

Es muy habitual leer comparativas y análisis en las que critican lo injustificado de la popularidad de los SUVs cuando son vehículos que, en la mayoría de los casos, proporcionan capacidades todoterreno muy limitadas a cambios de un mayor precio de compra, coste de mantenimiento y menores capacidades dinámicas comparados con las berlinas tradicionales.

Si bien no quitamos la razón a este tipo de análisis, en muchos casos acertados, en este blog opinamos que el usuario debe adquirir el vehículo con el que se sienta más a gusto, aunque, en el caso de los SUVs el motivo esté justificado sólo por la mejor visibilidad en estos vehículos o sus capacidades todocamino o, simplemente, por la facilidad extra para aparcar encima de la aceras 🙂 Eso sí, los usuarios/compradores deben contar con la información más fiable posible.

En los mencionados análisis un aspecto que se suele destacar de los SUVs es su elevado consumo de combustible con respecto a las berlinas de su misma clase y potencia similar. En esta comparativa ponemos frente a frente 16 berlinas diesel populares y comparamos los consumos con 16 SUVs diesel que ya hemos analizado en una comparativa anterior. Veremos si los consumos de los SUVs son tan elevados como dicen algunos respecto a las berlinas y qué vehículos salen mejor parados de esta comparativa.

Criterios

Nos centraremos en berlinas de tamaño medio y SUVs compactos ya que son comparables en disponibilidad de espacio interior y comodidades. Analizamos motorizaciones diesel entre 130 y 160CV, esto es, una gama de potencias medias, y así aprovechamos los datos de SUVs analizados en nuestras comparativas anteriores. Como siempre, los datos de consumo real han sido extraídos de spritmonitor.de y, por tanto se trata de consumos reales basados en las estadísticas de los usuarios.

Tipo de combustible Diesel
Potencia De 130 a 160 CV
Años Desde 2013
Unidades consumo l/100km

Datos de consumo

La tabla mustra los datos de consumo de cada modelo analizado. Son consumos medios registrados por los usuarios indicando el número de usuarios en que se basan las estadísticas para cada modelo. El tipo es “BER” para berlinas y “SUV” para SUVs o todocaminos.

No. Marca Modelo Tipo Usuarios Consumo

1

Peugeot 508 BER

6

5,68

2

Skoda Octavia BER

229

5,89

3

Mazda 6 BER

35

5,94

4

BMW 3er BER

66

6,01

5

Renault Megane BER

25

6,05

6

Seat Exeo ST BER

14

6,11

7

Open Insignia BER

61

6,42

8

Subaru Forester SUV

13

6,42

9

Renault Laguna BER

7

6,45

10

Volkswagen Passat BER

127

6,48

11

Ford Mondeo BER

26

6,59

12

Mitsubishi ASX SUV

38

6,63

13

Audi A4 BER

50

6,67

14

Mercedes CLA-Klasse BER

4

6,67

15

Nissan Qashqai SUV

108

6,68

16

Skoda Superb BER

55

6,82

17

Honda CR-V SUV

24

6,83

18

Skoda Yeti SUV

53

6,88

19

Kia Optima BER

5

6,93

20

Hyundai i40 BER

10

6,94

21

Mazda CX-5 SUV

146

7,00

22

Ford Kuga SUV

55

7,00

23

Volkswagen Tiguan SUV

99

7,07

24

Toyota Avensis BER

5

7,08

25

BMW X3 SUV

3

7,27

26

Audi Q5 SUV

11

7,29

27

Mitsubishi Outlander SUV

21

7,37

28

Renault Koleos SUV

6

7,54

29

Land Rover R.R. Evoque SUV

24

7,64

30

Toyota RAV4 SUV

12

7,69

31

Hyundai ix35 SUV

18

7,73

32

Kia Sportage SUV

36

7,88

Análisis

Como cabía esperar, en general las berlinas presentan un menor consumo que los SUVs. De los 32 vehículos comparados, los 7 que menos consumen son berlinas mientras que los 8 que más son SUVs.

El consumo medio de las berlinas analizadas es 6,42l/100km mientras que el de los SUVs es de 7,18l/100km. Esto significa que, en promedio, podemos esperar que un SUV consuma casi un litro más que una berlina del mismo segmento. Esto se traduce en unos 250€/año para un conductor que haga 20000km al año a un precio del combustible de 1,3€/l. Entre la berlina que menos consume (Peugeot 508) y el SUV que más consumo (Kia Sportage) hay unos 2l/100km de diferencia.

Pero estos datos hay que tomarlo con mucho cuidado ya que los resultados particulares varían de forma considerable de un vehículo a otro. Por ejemplo, el Subaru Forester, el Mitsubishi ASX y el Nissan Qashqai presentan consumos muy próximos a la media de las berlinas mientras que algunas berlinas como el Kia Óptima, el Hyundai i40 o el Toyota Avensis presentan un consumo superior al de varios de los SUVs analizados.

¿Quiere esto decir que dentro del mismo segmento hay SUVs que consumen menos que berlinas en las mismas condiciones de conducción? Podría ser en algún caso, pero no podemos olvidar que hablamos de consumos reales medios por los propios usuarios donde influyen tanto las características técnicas de los vehículos como las condiciones de conducción, y cabe esperar que las condiciones medias de uso de un SUV frente a una berlina cambien incluso conducidos por el mismo propietario. Así, el mejor comportamiento dinámico de las berlinas seguramente hace que la velocidad media a la que son conducidas es seguramente mayor que en el caso de los SUVs y esto hace que las diferencias de consumo previsibles no sean tan abultadas como cabría esperar.

En resumen, podemos decir que en general un SUV va a consumir más que una berlina de su mismo segmento, pero el comprador para el que el consumo sea un factor importante debe comprobar los datos concretos porque exiten SUVs que realmente tienen consumos muy competitivos incluso comparados con algunas berlinas, como el Subaru Forester cuyo consumo en esta comparativa coincide con la media de las berlinas analizadas.

Otra comparativa interesante es la de SUVs y monovolúmenes del mismo segmento, ya que muchos compradores se debaten entre unos y otros, pero esto lo dejamos para una próxima entrega.

Eso es todo y espero que os haya gustado la comparativa.

Comparativa de consumos de SUVs compactos gasolina. Febrero 2015

Hoy completamos nuestra anterior comparativa de consumos de SUVs diesel con una selección de los mismos modelos pero en versión gasolina. Los criterios seguidos son los mismos: SUVs compactos en torno a los 4,5 metros de longitud con potencias entre 130 y 160CV. Se han eliminado algunos modelos respecto a la comparativa diesel por no existir versiones que cumplan estos criterios. Los datos, de nuevo, han sido extraídos de spritmonitor.de, la excelente página que registra y promedia los consumos reales proporcionados por los usuarios de los vehículos.

Criterios

Tipo de combustible Gasolina
Tipo de cambio Todos
Potencia de motor De 130 a 160cv
Año de fabricación 2013-2014
Unidades de consumo litros/100km

Consumos (de menor a mayor)

N. Marca Modelo Usuarios Consumo
1 Subaru Forester 17 8,32
2 Honda CR-V 12 8,33
3 Kia Sportage 31 8,46
4 Ford Kuga 26 8,47
5 Mazda CX-5 44 8,50
6 Hyundai ix35 34 8,55
7 Mitsubishi ASX 1 8,57
8 Volkswagen Tiguan 17 8,72
9 Toyota RAV4 8 8,96
10 Mitsubishi Outlander 4 9,33
11 Skoda Yeti 11 9,48
12 Nissan Qashqai 18 10,03

Análisis

En comparación con las motorizaciones diesel, los consumos esta vez no son tan dispares. De los 12 modelos comparados, 8 están en un rango de diferencias de menos de medio litro a los 100km. En general, los consumos están entre los 8,3 y 10 l/100km. Hay que hacer notar que algunas medias están calculadas con pocos usuarios y no deben considerarse muy fiables o representativas del consumo medio que se puede esperar.

En el orden de los modelos tampoco hay demasiadas coincidencias. Esto quiere decir que los modelos que en diesel presentan un consumo relativamente bajo no tienen por qué repetir en gasolina. Es de destacar sin embargo que el Subaru Forester repite como el modelo que menos consume de la categoría también en gasolina aunque, como hemos dicho, las diferencias aquí no son tan acusadas como en diesel. La versión del Forester gasolina en esta comparativa monta un motor de 150cv atmosférico de potencia superior a otros vehículos de la comparativa, además de disponer de tracción total permanente y cambio CVT. Ninguno de estos factores juega a favor de un menor consumo por los que el resultado obtenido es un indicador más de la optimizada mecánica de Subaru que, recordemos, usa motores en configuración Boxer en todos sus modelos.

Otros modelos que presentan un menor consumo son el Honda CRV, el KIA Sportage, el Ford Kuga y el Mazda CX-5, mientras que el Sportage y el Kuga estaban la zona de mayor consumo en las versiones diesel. Al contrario ocurre con el Skoda Yeti y el Nissan Qashqai cuyas versiones gasolina presentan los mayores consumos de la comparativa mientras que los números de las versiones diesel estaban entre los mejores.

Teniendo en cuenta la aerodinámica es prácticamente la misma en las versiones diesel y gasolina podemos decir que la motorización y la optimización de la mecánica tienen un peso en el consumo más determinante que la aerodinámica.

Eso es todo. Espero que os haya gustado.

PD.- Dedicado a todos los foreros gasolineros del Club Subaru Todocamino.

Comparativas de consumos de SUVs compactos diesel. Febrero de 2015

Consumos actualizados de SUVs diesel compactos basados en estadísticas de spritmonitor.de.

Criterios

Tipo de combustible Diesel
Tipo de cambio Todos
Potencia de motor De 130 a 160cv
Año fabricación 2013-2014
Unidades de consumo litros/100km

Consumos (de menor a mayor)

Orden Marca Modelo Nº usuarios Consumo
medio
1 Subaru Forester 13 6,42
2 Mitsubishi ASX 38 6,63
3 Nissan Qashqai 108 6,68
4 Honda CR-V 24 6,83
5 Skoda Yeti 53 6,88
6 Mazda CX-5 146 7,00
7 Ford Kuga 55 7,00
8 Volkswagen Tiguan 99 7,07
9 BMW X3 3 7,27
10 Audi Q5 11 7,29
11 Mitsubishi Outlander 21 7,37
12 Renault Koleos 6 7,54
13 Land Rover R.R. Evoque 24 7,64
14 Toyota RAV4 12 7,69
15 Hyundai ix35 18 7,73
16 Kia Sportage 36 7,88

Análisis

Los datos son bastante claros. Sería interesante ver los comentarios de los lectores que posean alguno de estos vehículos. También sería interesante comparar con los consumos mixtos de los fabricantes. Si dais el dato en los comentarios puedo incluirlo en la tabla.

El ganador, el Subaru Forester, una marca de poca penetración en España pero de gran éxito en otros países. No deja de sorprender el bajo consumo de este modelo de 147cv en comparación con los demás, teniendo en cuenta que se trata de un vehículo con tracción permanente a las cuatro ruedas, a diferencia de los otros modelos que en su mayoría son de tracción delantera o 4×4 “conectable” que sólo activan la tracción trasera en caso de pérdida de adherencia o a baja velocidad en terreno difícil. Sin duda la afinada mecánica de Subaru y la eficiencia de su motor Boxer Diesel están detrás de estos reducidos consumos. El Mitsubishi ASX y el Nissan Qashqai acompañan el Subaru Forester entre los modelos de menor consumo.

Por otra parte, el Hyundai ix35 es de los modelos que presentan un peor consumo a pesar que sobre el papel es de los que se anuncian con un consumo más contenido. Junto al ix35, los modelos con mayor consumo en esta comparativa son el Toyota Rav4 y el Kia Sportage.

Uno de los SUV más modernos, el Mazda CX-5 presenta un buen consumo de 7,00l/100km pero está en un modesto sexto puesto con varios rivales por delante. Aun así es el modelo más popular de la comparativa. Quizá por el número de ventas o por la preocupación de sus usuarios por el consumo de este modelo. A modo de anécdota, intenté comprarme un CX-5 pero el comercial ni siquiera me enseñó el coche ni me dio precios, a pesar de ser el único cliente en el concesionario. Se ve que a Mazda le sobran los clientes…

Eso es todo. Espero que os haya gustado.